Warhammer 40,000
Fate of Konor: La galaxia en llamas

Cronología

A lo largo de las eras de la Humanidad ha habido cataclismos de tal magnitud que la raza humana ha estado al borde de la extinción. Los ¡Waaaghs! Orks han llegado a amenazar la Sagrada Terra antes de ser derrotados; los Capítulos de Space Marines han sido destruidos y no han recuperado su gloria hasta miles de años después; los xenos o los Daemons han conquistado sectores enteros de la galaxia que después han vuelto a ser reclamados en nombre del Emperador… La Humanidad ha sufrido muchos golpes, pero se ha recuperado de todos ellos. En cada ocasión, el relato de los hechos se ha perdido, corrompido o reescrito por los vencedores. Por ello, la mayoría de los habitantes del Imperium desconocen las guerras que se han librado con tal de asegurar su humilde lugar entre las estrellas.

Los historiadores del Adeptus Administratum buscan y reúnen obedientemente la historia de todos y cada uno de los planetas del Imperium. Quizá en el pasado esto se hiciera con un propósito claro, pero ahora es una mera recopilación indiscriminada de datos, un proceso en el que los escribas copian datos en pergaminos mecánicamente y elaboran registros completos agobiados por el miedo constante a olvidar copiar siquiera una letra. La habilidad o incluso el deseo de encontrar un sentido más amplio a estos textos es casi inexistente, y los pocos individuos que muestran algún interés en ello son vistos con suspicacia, o incluso castigados severamente por su exceso de entusiasmo.

La mayor y más completa colección de estos datos se halla bajo la superficie de Terra. Allí, en colosales salas subterráneas, se apilan enormes montañas de pergaminos de datos. A la luz titilante de velas sostenidas por servocráneos flotantes, largas procesiones de conservadores, escribas y codiciarios mantienen viva la memoria del pasado. Con el tiempo, estos textos han sufrido ajustes y revisiones por parte del Adeptus Ministorum, la Inquisition y, según se cree, incluso los Altos Señores de Terra.

Las eras de la Humanidad

M1 – M15: Era de Terra

M1 – M15: Era de Terra

Poco se conoce de este período salvo que la Humanidad inició sus primeras incursiones en el espacio. Marte fue el primer planeta en ser terraformado tras ser colonizado mediante acuerdos industriales. El planeta rojo pronto se convirtió en sinónimo de competencia técnica y progreso científico. En aquella, época las colonias debían ser autosuficientes, pues muchas de ellas estaban aisladas de Terra, a distancias que requerían viajes largos y peligrosos.

M15 – M25: Era de la Tecnología

M15 – M25: Era de la Tecnología

Esta era se denomina tan habitualmente “Era Oscura de la Tecnología” que su nombre oficial da la sensación de estar incompleto. Existen pocos registros sobre este periodo y los que hay son contradictorios. Lo único que se sabe con certeza es que en el M18 la Humanidad descubrió el warp y cómo entrar en él. Lentamente y tras no pocos intentos desastrosos, la Humanidad aprendió a usarlo para agilizar los viajes fuera de su propio sistema estelar. Durante esta época se descubrieron las primeras razas alienígenas.

M25 – M30: Era de los Conflictos

M25 – M30: Era de los Conflictos

Tras las terribles guerras que arrasaron la Humanidad, hubo una época catastrófica. Tormentas del warp de una ferocidad sin precedentes aislaron las colonias. Las grandes distancias impidieron la comunicación y los viajes interplanetarios, y los que lograron mantenerse en contacto a menudo se vieron envueltos en luchas internas por el poder.

M30: La Gran Cruzada

M30: La Gran Cruzada

El Emperador libra a Terra de la escisión y la anarquía, y lidera la Gran Cruzada para reagrupar a la Humanidad. Las recién fundadas Legiones de Space Marines la encabezan, equipados en las factorías de Marte, reciente aliado. Se libran numerosas batallas y los Space Marines, apoyados por el nuevo ejército Imperial, resultan imparables. Se contiene a los alienígenas y criaturas del warp, se recuperan planetas e incluso se encuentra a los Primarcas perdidos.

M31: La Herejía de Horus

M31: La Herejía de Horus

El siervo más leal del Emperador, el Señor de la guerra Horus, lo traiciona. Con la mitad de las Legiones de Space Marines, muchas Legiones de Titanes y un número incalculable de formaciones del ejército Imperial, se dirige a Terra dispuesto a arrebatar al Emperador el gobierno de la Humanidad. Es una cruenta guerra civil que abarca muchos planetas y sistemas. Inmortalizados por numerosas leyendas, la Batalla de Terra y el Asedio del Palacio Imperial marcan el épico final de la Herejía en una sucesión de innumerables acciones heroicas. Horus perece, pero el Emperador resulta herido de muerte, lo que obliga a confinarlo en el Trono Dorado.

M31: Segunda fundación

M31: Segunda fundación

En plena Purga, las Legiones de Space Marines que se mantuvieron leales se disuelven y forman organizaciones más pequeñas, de unos mil hombres, llamadas “Capítulos”. Una porción de los Space Marines mantiene los nombres, insignias y colores originales de sus Legiones progenitoras, mientras que otros prefieren cambiarlos por completo. La mayoría de estos Capítulos de Segunda Fundación aún sirven al Imperium hoy día.

M32: El auge del Adeptus Ministorum

M32: El auge del Adeptus Ministorum

El Emperador siempre ha sido objeto de veneración pero, desde que es confinado al Trono Dorado, tiene aún más seguidores. En los siglos siguientes surgen muchos cultos Imperiales, la mayoría de ellos integrados en un organismo mayor denominado la Eclesiarquía. Esta poderosa organización va cobrando adeptos hasta que, en el trigésimo segundo milenio, se le concede el estatus de religión oficial del Imperium y el título de Adeptus Ministorum. Unos pocos siglos más tarde, el Eclesiarca Veneris II obtiene un escaño entre los Altos Señores de Terra y, transcurridos trescientos años, dicho escaño se hace permanente.

M32: La bestia se alza

M32: La bestia se alza

Los Orks atacan el Imperium a gran escala. El número de ataques aumenta hasta convertirse en la mayor invasión piel verde que la galaxia ha conocido, eclipsando incluso a la que fue derrotada por Horus en el planeta de Ullanor (y por la que recibió el reconocimiento de Señor de la guerra). Nada escapa al deseo de los Orks de conquistar la galaxia, y sus grandes avances sólo se ven detenidos cuando el Imperium se ve obligado a adoptar medidas extremas, con un altísimo coste para el Adeptus Astartes.

M34-M35: Interregno de Nova Terra

M34-M35: Interregno de Nova Terra

La época de los dos Imperiums gemelos. El concilio Ur de Nova Terra denuncia a los Altos Señores de Terra y reclama el gobierno de Segmentum Pacificus. Durante nueve siglos, el Imperium se convierte en un reino dividido en dos. Esta época viene marcada por guerras civiles, reunificaciones y disputas por antiguos acuerdos comerciales, diezmos y frágiles alianzas.

M36: Era de la Apostasía

M36: Era de la Apostasía

Tras la división del Interregno de Nova Terra, surge una nueva época de disensión y luchas de poder. El fundamentalismo eclipsa la razón, y el mal gobierno se extiende. La palabra del Emperador es tergiversada por ideólogos corruptos, todos ellos luchando por usurpar el control para sí mismos. Los fuertes se aprovechan de los débiles.

M37-41: La Era de Redención

M37-41: La Era de Redención

Los pecados de la apostasía se purgan con sangre, y aumenta el poder del culto imperial. En un millar de mundos, los herejes son quemados y el resto de la población mortifica sus pecados. Se emprende una cruzada tras otra, y miles de planetas quedan pobremente defendidos a medida que las flotas, los Capítulos de Space Marines y los regimientos de la Guardia Imperial se ven obligados a partir para participar en largas y terribles campañas.

M41: El fin de los tiempos

M41: El fin de los tiempos

Taggarth, el Vidente de Corrinto, proclama el advenimiento del Fin de los Tiempos. Profetiza una época de agitación sin precedentes que sume en la oscuridad incluso la luz del Emperador. Aunque Taggarth es ejecutado por herejía de inmediato, su mensaje apocalíptico se extiende por la galaxia. Son los últimos días del Imperium, pero si al final lo que espera es la apoteosis gloriosa o la condenación eterna, eso nadie puede decirlo...

M41: El Gran Devorador

M41: El Gran Devorador

Los Tyranids llegan a la galaxia y se inician las Guerras Tyranid. La Flota Enjambre Behemoth destruye los asentamientos Imperiales de los sistemas Tyran y Thandros. Más tarde, ese mismo año, la horda alienígena desciende sobre el reino de Ultramar, arrasando varios planetas y devastando el Capítulo de los Ultramarines. Los actos de valor demostrados en la Batalla de Macragge son una de las leyendas más épicas de los Ultramarines. La amenaza de la Flota Enjambre Behemoth acaba siendo destruida por dos flotas Imperiales.

M41: Los Antiguos de alzan

M41: Los Antiguos de alzan

Los Eldars del mundo astronave Ulthwé destruyen una flota exploradora Imperial sobre el planeta muerto Maedrax, no sin que los exploradores lancen varias sondas y emitan un cántico de ayuda. Meses después, la 3ª Compañía de los Blood Angels llega para investigar su desaparición y se ve envuelta en una guerra entre las tropas de Ulthwé y los Necrons que dormían en Maedrax y a los que los exploradores Imperiales habían despertado.

M41: Segunda guerra de Armageddon

M41: Segunda guerra de Armageddon

El Ork más poderoso de todos los tiempos, el Señor de la guerra Ghazghkull Mag Uruk Thraka, lidera un enorme ¡Waaagh! que tras muchos ataques exitosos encuentra por fin la horma de su zapato en Armageddon, un planeta vital para el Imperium. Los Orks son derrotados gracias a la tenacidad de los defensores, y el poder combinado de tres Capítulos de Space Marines y las legendarias heroicidades del Comisario Yarrick. Ghazghkull escapa y jura regresar para vengarse.

M41: El incidente Damnos

M41: El incidente Damnos

Bajo la superficie helada de Damnos, un túmulo Necron cobra vida. En menos de un año, las ciudades factoría están en ruinas y la capital, Kellenport, sitiada. Durante el ataque final a la ciudad asediada, llega el crucero de asalto Ultramarine Venganza de Valin, bajo las órdenes del Capitán Sicarius y el Bibliotecario Tigurius.

M41: La caída del mundo de Rynn

M41: La caída del mundo de Rynn

El ¡Waaagh! Snagrod asalta el sector Loki y culmina su campaña con el ataque al mundo de Rynn, que deja a los Crimson Fists cerca de la extinción. Aunque finalmente los Orks son expulsados, el Señor del Capítulo, Pedro Kántor, descarta la opción de perseguirlos y centra sus esfuerzos en recuperar la antigua gloria de los Crimson Fists. Snagrod escapa y sigue sembrando el caos por todo el sector.

M41: El Leviathan despierta

M41: El Leviathan despierta

Dos tentáculos de la Flota Enjambre Leviathan golpean el Imperium, dejando un reguero de destrucción a lo largo de los Segmentums Tempestus, Ultima y Solar, lo cual da comienzo a la Tercera Guerra Tyranid. Desde Macragge hasta Ultima Macharia, las fuerzas del Imperium se apresuran a hacer frente a esta nueva amenaza, dejando muchos sectores abiertos al ataque de otros enemigos.

M41: Una expansión audaz

M41: Una expansión audaz

El creciente Tau Empire empieza una tercera fase de expansión. Invade media docena de mundos Imperiales en la Franja Este y muchos más se postran voluntariamente ante el Bien Supremo.

M41: El ascenso del Chaos

M41: El ascenso del Chaos

Los Techno-Priests del Adeptus Mechanicus descubren fallos crecientes en los mecanismos del Trono Dorado que parecen del todo irreparables. La luz del Astronomicón empieza a apagarse y una oleada de actividad psíquica azota el Imperium, despertando a los poderes de incontables psíquicos latentes y creando múltiples grietas en el warp que, a su vez, dan lugar a incursiones daemónicas que destruyen miles de planetas. Mientras tanto, en el Ojo del Terror, uno de los más antiguos enemigos del Imperium se prepara para lanzar una ofensiva encaminada a acabar con todas las guerras.

M41: Guerra en el Golfo de Damocles

M41: Guerra en el Golfo de Damocles

Las sangrientas campañas en los mundos que rodean el Golfo de Damocles en la Franja Este han enfrentado a las fuerzas del Tau Empire contra el Imperium de la Humanidad. Presionado por docenas de incursiones y escaramuzas, el Imperium se ha visto obligado a actuar contra los Tau conforme sus guerreros intentan conquistar planetas vulnerables a su "Bien Supremo". La guerra ha sufrido diversos embates y no tiene signos de detenerse.

M41: La 13ª Cruzada Negra

M41: La 13ª Cruzada Negra

El Señor de la guerra Abaddon lanza su decimotercera Cruzada Negra. Los ejércitos del Chaos invaden Cadia y numerosos planetas adyacentes. Las fuerzas atacantes son los traidores de la era más oscura: la Black Legion, siempre en vanguardia, seguida por la Guard Legion, los World Eaters, la Alpha Legion, los Thousand Sons, los Night Lords y otros muchos. Ante ellos marcha la escoria traidora, incontables cultistas infectados por plagas, y les siguen hordas de Daemons lideradas por descomunales Príncipes Daemon y otros seres del warp que ansían carne humana. Los Astrópatas de toda la galaxia tiemblan al abrir sus mentes para recibir comunicación, pues en el warp resuena el ruido ensordecedor de la miríada de desgarros que hacen jirones la barrera entre el mundo físico y el immaterium. El mundo fortaleza de Cadia, punto central de las defensas de la Puerta de Cadia, cae. Aunque siguen llegando refuerzos de ambos bandos, las fuerzas imperiales inician un gran éxodo mientras las batallas siguen produciéndose en el sector.

M41: La hora más oscura de Baal

M41: La hora más oscura de Baal

Los Blood Angels son puestos a prueba como nunca antes. Detectan un tentáculo de la Flota Enjambre Leviathan en ruta directa hacia Baal al tiempo que el Devorador de Almas Ka’Bandha ataca Ammonai, el planeta más externo del sistema Baal. Ante la perspectiva de la guerra en dos frentes, Dante se afana en unir mundos Imperiales y no humanos bajo la causa común de la supervivencia. Incluso algunos antiguos enemigos se alían con Dante, aunque su lealtad puede ser cuestionable.

M41: La Gathering Storm

M41: La Gathering Storm

El trauma en la realidad causado por los eventos cataclísmicos de la 13ª Cruzada Negra de Abaddon, la aparición del Planeta de los Hechiceros, el nacimiento del dios Aeldari de los muertos y el regreso de Roboute Guilliman crean las tormentas warp que asolan la galaxia y siembran el caos a una escala desconocida desde los terribles eventos de la Herejía de Horus.